[Recarga Doméstica] Instalar un cargador de coche eléctrico en el parking de tu domicilio.



Si estas valorando adquirir un vehículo eléctrico necesitarás instalar un punto de recarga en tu domicilio, empresa o parking comunitario.


La recarga en destino, también conocida como recarga lenta, es la opción ideal ya que podrás cargar tu coche utilizando el suministro eléctrico de tu vivienda. La mayor ventaja de elegir esta opción es que podrás utilizar la infraestructura eléctrica existente durante las horas nocturnas, momento en el que el coste de la energía es más barato. De esta forma, tendrás la autonomía suficiente para recorrer 200 km por poco más de 2,5€.


Si las características de tu parking no permiten realizar la conexión a tu instalación existente, ya sea porque se trata de un parking público o por lejanía de la plaza a la instalación eléctrica de tu vivienda, deberás solicitar un nuevo suministro eléctrico a la empresa distribuidora de tu zona. Este proceso de solicitud y puesta en marcha del nuevo equipo de recarga suele alargarse semanas por lo que recomendamos que seas previsor y nos contactes lo antes posible.


Si decides optar por esta opción, tendrás una factura mensual correspondiente al suministro eléctrico especifico para la recarga de tu vehículo. Recuerda que con esta modalidad pagarás 20€ al mes, aproximadamente, en concepto de gastos fijos (término de potencia) y tendrás que añadir el coste de las recargas diarias (P. Ej.: 2,5€ para recorrer 200 km).


Según se establece en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) solo se requiere de proyecto de ingeniería para las instalaciones de recarga que cumplan alguno de los siguientes puntos:


  • Las correspondientes a las infraestructuras para la recarga de vehículo eléctrico con potencia superior a 50 kW (Es el caso de electrolineras)


  • Las instalaciones de recarga situadas en vía pública con potencia superior a 10 kW (Es el caso de puntos de recarga públicos instalados en las calles y plazas de los diferentes municipios españoles.


  • Todas las estaciones de recarga que trabajen en Modo de Carga 4 (Corriente Continua). Se trata de estaciones de recarga rápidas equipadas con conectores CHAdeMO y CCS Combo.


Por tanto, la instalación de un punto de recarga doméstico no requiere de proyecto eléctrico firmado por un ingeniero. Simplemente bastará con requerir el certificado de instalación eléctrica.


Una vez hayas decidido cuál es la opción que mejor se adapta a tus necesidades puedes pasar al siguiente paso. Si tienes cualquier duda puedes contactar con nuestro equipo para que te ayuden a seleccionar la opción con mejor viabilidad técnico-económica.


Si dispones de un parking privado puedes solicitar directamente el presupuesto para la instalación de tu punto de recarga en nuestra web: https://www.covesenergy.com


En caso de ser un parking comunitario debes saber que no se requiere ninguna autorización previa, ya que según el artículo 17.5 de la Propiedad Horizontal estipula que es suficiente con comunicar previamente a la comunidad el tipo de instalación que se realizará y la fecha en la que se iniciará la obra.


Sin embargo, si la instalación requiere de una conexión en la derivación de un contador comunitario o se necesita de una preinstalación en el edificio, entonces sí se necesitará el permiso del resto de vecinos del inmueble.


Los requisitos para cargar un coche eléctrico en un garaje comunitario son sencillos. Basta con que el cargador se ubique en una plaza individual y que su propietario asuma el coste de la instalación y del consumo de electricidad. En caso de que los interesados en este proyecto sean más de un vecino, conviene compartir los costes de la nueva instalación eléctrica.


Además, podrás solicitar las ayudas públicas ofrecidas por el Estado, como es el caso del ‘Plan MOVES II’. En la web de Coves Energy, podrás consultar las subvenciones disponibles en tu Comunidad Autónoma.

28 vistas