[Comunidad Valenciana] Borrador de la Ley de Cambio Climático



BORRADOR DE LA LEY DE CAMBIO CLIMATICO EN LA COMUNIDAD VALENCIANA


El gobierno valenciano ha presentado públicamente el borrador de la Ley de Cambio Climático en la Comunidad Valenciana. Se trata de un nuevo marco normativo con objetivos más valientes que los marcados en la actual Estrategia de Cambio Climático y que pretenden ofrecer al desarrollo de proyectos renovables la seguridad jurídica que esta norma de rango ley proporciona.


Esta nueva Ley incluye instrumentos como la propia Estrategia de Cambio Climático, la creación de la Agencia Valenciana de Cambio Climático y el Plan Valenciano Integral de Energía y Clima.


A día de hoy, los valencianos tienen una gran dependencia a los combustibles fósiles. Concretamente, un 36% del consumo final proviene del petróleo y un 26% del gas natural. Ambas fuentes suman un 64% de la energía total consumida y se considera la gran cifra a reducir según el gobierno valenciano.


La consellera de medioambiente, Mireia Mollá, destaca que se debe de realizar una sustitución progresiva de las centrales nucleares que garantice las condiciones de seguridad.



IMPUESTO A LAS EMISIONES DE VEHÍCULOS


El Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) ya establece la prohibición de adquirir vehículos con emisiones a partir de 2040, por lo que se están poniendo en marcha diferentes incentivos y mecanismos para incentivar la adquisición de este tipo de vehículos. El gobierno valenciano da un paso más. En el borrador de la Ley de Cambio Climático se establecen medidas fiscales para desincentivar el uso de vehículos de combustión. Concretamente, todos los vehículos que no sean cero emisiones deberán de pagar un impuesto por la compra del mismo a partir de 2030. La cuantía de dicho impuesto estará asociado al nivel de emisiones del mismo.

Según la Consellera, el objetivo es que el fondo para la transición ecológica se nutra del dinero recaudado por este tipo de medidas fiscales. A su vez este fondo de liquidez será el encargado de gestionar los incentivos para garantizar un correcto despliegue de estaciones de recarga para vehículos eléctricos en la comunidad valenciana y los incentivos para la compra de vehículos libres de emisiones.




LA MOVILIDAD ELÉCTRICA DE LA COMUNIDAD VALENCIANA


Uno de los grandes objetivos de la Ley de Cambio Climático es fomentar el transporte y la movilidad sostenible. El 44% de las emisiones finales de los valencianos provienen del transporte. Este es uno de los campos donde se puede realizar una mayor contibución por el gran margen de mejora.


Se pretende favorecer la implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible. Entre otras medidas se apostará por el uso de bicicletas, vehículo compartido y la limitación de zonas de baja emisiones en todas aquellas ciudades que superan 50.000 habitantes según se recoge en el PNIEC.


La publicación de la nueva norma supondrá la obligación de adquirir exclusivamente vehículos libres de emisiones para todas las administraciones públicas.


DESPLIEGUE DE PUNTOS DE RECARGA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

El gobierno valenciano pretende desplegar una red de puntos de recarga para vehículos eléctricos que garanticen el suministro de energía a los usuarios.


Actualmente existen iniciativas que apoyan el despliegue e instalación de puntos de recarga, pero se quiere dar un salto de calidad en este asunto favoreciendo la instalación de puntos de recarga rápidos y semi-rápidos. El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) establece que todos los aparcamientos privados y públicos con más de 40 plazas deben de tener una plaza destinada a la recarga de vehículos eléctricos. Con la nueva Ley de Cambio Climático, el gobierno valenciano incrementa el número de plazas destinadas a la recarga de vehículos, estableciendo un mínimo de una plaza de carga por cada 10 plazas convencionales y sucesivamente 1 por cada 5 plazas convencionales.




EL PLAN VALENCIANO INTEGRAL DE ENERGÍA Y CLIMA


El Plan Valenciano Integral de Energía y Clima establecerá los objetivos de reducción de emisiones, eficiencia y de generación renovable.


El porcentaje de potencia instalada con energías renovables con fecha 31 de diciembre de 2018 era de un 27% (2.2 GW), un 8,3% por debajo de la media estatal. Por compararlo con otras regiones, Castilla y León cuenta con un 78%, Castilla la Mancha un 72% y Galicia un 66%. A continuación, se realiza una breve comparación con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).


En cuanto al objetivo de reducción de emisiones respecto a los niveles de 1990. La comunidad valenciana propone una reducción de al menos un 40% para el 2030 mientras que el texto estatal establece un mínimo de 20%. En la misma línea, el gobierno valenciano se alinea con la norma nacional en el objetivo de convertirse en un territorio neutro en emisiones de carbono para el año 2050, objetivo también marcado por la Unión Europea.


Se ha producido un aumento del 18% en el nivel de emisiones a nivel nacional y un incremento del 42% en la comunidad valenciana. Por ese motivo, el gobierno valenciano considera que se esta contribuyendo al aumento de emisiones estatales y se debe de hacer un mayor ejercicio de contención en materia de emisiones.


La consecución de dichos objetivos supondrá un gran esfuerzo para toda la sociedad valenciana. Para cumplir el objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% planteadas para el año 2030 se debe reducir en 13.5 mil toneladas de CO2 si se tienen en cuenta los datos del año de 2017. El cómputo total de emisiones en la comunidad valenciana en ese año fueron 25 mil toneladas de CO2, una cifra totalmente insostenible.



En cuanto a los objetivos de ahorro y eficiencia energética, la comunidad valenciana propone una reducción de almenos el 35,4% en el consumo de energía. El plan nacional estipula un reducción del 35% por lo que no se contempla una gran diferencia con el marco estatal. A día de hoy, los valencianos han reducido su consumo un 15% comparado con los datos de 2007.


En cuanto a renovables y autoconsumo, el gobierno valenciano tiene el objetivo de generar al menos el 70% de la energía primaria consumida en su territorio mediante fuentes renovables para el año 2030. El PNIEC marca el mismo objetivo.


En cuanto al computo total de energía se establece un 42% procedente de fuentes renovables. El PNIEC marca un 35% por lo que la norma valenciana incrementa en siete puntos porcentuales su objetivo.


El Plan Integral Valenciano de Energía y clima también desarrolla herramientas para poder alcanzar estos objetivos de forma progresiva.


Un dato de la presentación que nos ha llamado la atención es la obligación de que los nuevos desarrollos urbanísticos reserven un área de suelo a la generación de energía renovable para dotar de autosuficiencia al desarrollo urbanístico planteado.



PROYECTOS DE ENERGÍAS RENOVABLES EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

El porcentaje de generación renovable en la comunidad valenciana comparado con el resto de comunidades del estado se encuentra en una de las posiciones más bajas, solo un 18% de la energía generada se produce utilizando tecnologías renovables. Por ese motivo, los esfuerzos de la Ley de Cambio Climático se centran en la generación de energía con fuentes renovables, la eficiencia energética y la movilidad. Durante la presentación, la consellera de medioambiente ha destacado que existen muchas oportunidades en relación con el desarrollo de proyectos de energía solar y eólica. Las administraciones públicas tienen la responsabilidad de facilitar la generación de energía renovable. La comunidad valenciana pretende apostar por la reducción de emisiones y la energía renovable como eje principal para la descarbonización de la economía valenciana. El gobierno autonómico considera un derecho el acceso al consumo y producción de energía con fuentes renovables. NUEVO MAPA MEDIOAMBIENTAL PARA EL DESARROLLO DE PROYECTOS

El Plan Director de Energías Renovables establece una nueva herramienta en forma de mapa para permitir el desarrollo de proyectos de energía renovable. El desarrollo de dichos proyectos y su aprobación quedará sujeto a la Ley de Cambio Climático y a este mapa. En el mapa se establecen Zonas de Desarrollo Prioritarias. El plan director de energías renovables será aprobado por decreto y ordenará territorialmente las ubicaciones donde se puede instalar proyectos de energía renovable en la comunidad valenciana (principalmente energía solar y eólica). Independientemente de la tipología del suelo, estará permitido el desarrollo de proyectos si está reconocido como zona de desarrollo prioritario. En el Plan Director se definirán aspectos como las ubicaciones, características, aptitud territorial y la proximidad para evacuar la energía. Según los datos de la Consellería, se trata de la puesta en marcha de 6 GW de energía solar para 2030 con el objetivo de cumplir los límites establecidos en la nueva Ley de Cambio Climático. Estaríamos hablando de una superficie ocupada de aproximadamente 12.000 ha (6GW).

Zona roja: por criterio de medio ambiente no se puede instalar proyectos de EERR.

Zona naranja: Zonas que tienen condiciones excepcionales, tienen que superar la normativa y están sometidos a la tramitación ambiental convencional.

Zona gris: Según los criterios de medio ambiente (medio natural) son zonas susceptibles de albergar instalaciones de EERR. Se deben facilitar los criterios para permitir el desarrollo de proyectos de energía renovables. La comunidad valenciana regulará por ley la participación local en proyectos de EERR, es decir, aquellos proyectos que cuenten con un 20% del capital perteneciente al ámbito local (público o privada) ya sea una empresa del municipio, una cooperativa o el ayuntamientos contará con carácter prioritario para la Conselleria de medio ambiente. Se establecen derechos de superficie para el arrendamiento de cubiertas. Las administraciones podrán constituir un derecho de superficie sobre patrimonios de su titularidad a favor de cooperativas energéticas o comunidades de energías renovables. Dichos derechos estarán sometidos a un concurso público.

Aprovechamiento de los grandes aparcamientos en superficie y las cubiertas. Se indica en un artículo que los nuevos aparcamientos de titularidad privada con una superficie superior a 1.000 m2 (la media para un centro comercial son 1.500 m2) deberán de cubrirse de placas para poder cubrir su consumo energético de la instalación asociada.

62 vistas