[Tipos de Recarga] Puedes cargar un vehículo eléctrico más rápido de lo que imaginas



Nuestra empresa centra su actividad en la instalación de puntos de recarga públicos, así como las posteriores fases de gestión y mantenimiento de las estaciones de recarga.


Según los datos de nuestro último informe trimestral, el número de usuarios que deciden apostar por un vehículo eléctrico avanza a pasos agigantados. Desde Coves Energy tenemos el objetivo de facilitar la movilidad a todos aquellos usuarios que dispongan de un coche eléctrico o híbrido.


Muchos conductores desconocen las principales ventajas de conducir un vehículo eléctrico y es que no solo hablamos de ahorro en combustible, sino que se reducen considerablemente los gastos de mantenimiento del vehículo y el pago de impuestos asociados al nivel de emisiones.


Las personas encuestadas en nuestro informe destacan como principal barrera la autonomía de los vehículos eléctricos, la diferencia de precios de adquisición de los modelos eléctricos y el tiempo destinado a la recarga.



Estaciones de Recarga Rápida - Aportan Seguridad durante Viajes Largos


Los puntos de recarga rápidos permiten cargar la batería de tu vehículo eléctrico en menos de media hora. Se trata de instalaciones recomendadadas para emplazamientos próximos a las principales vías y ejes viarios de circulación, permitiendo recuperar gran parte de la autonomía del vehículo y continuar el viaje rápidamente. Los equipos de recarga rápidos suelen ubicarse en áreas de servicio próximas a autovías, electrolineras, vía pública, restaurantes, hoteles, etc. ​ Estos puntos de recarga pueden trabajar en corriente continua (conectores CHAdeMO, CCS Combo) y en corriente alterna (Mennekes).



Estaciones de Recarga Semi-Rápida - Una Solución Perfecta para Entornos Urbanos


Los puntos de recarga semi-rápidos son adecuados para todo tipo de aparacamientos a la intemperie ya que están diseñados para resistir a  condiciones ambientales adversas.

Este tipo de estación de recarga dispone de dos bases de recarga, permitiendo el repostaje de dos vehículos de forma simultánea. Cada base cuenta con una potencia aproximada de 22 kW, permitiendo recuperar gran parte de la autonomía del vehículo en menos de dos horas.

Sus aplicaciones se extienden desde plazas en vía pública, hospitales, grandes superficies, gimnasios, restaurantes, empresas o parkings.



Puntos de Recarga Domésticos - Ideales para Domicilios y Centros de Trabajo


Estos equipos están especialmente diseñados para la recarga de vehículos eléctricos en centros de trabajo y domicilios. Se les conococe como puntos de recarga lentos o de carga en destino y son utilizados en parkings cubiertos. Trabajan en corriente alterna y pueden ser utilizados para el repostaje de cualquier tipo de vehículo eléctrico. ​ Los puntos de recarga lentos necesitan aproximadamente 8 horas para recuperar la autonomía del vehículo eléctrico.

3 vistas