[Vehículos Eléctricos] ¿Existe alguna bonificación al pasar la ITV de un coche eléctrico?



Estamos familiarizados con las largas colas que se producen diariamente en los establecimientos destinados a la realización de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV). Esta revisión es obligatoria tanto para vehículos gasolina y diésel. Pero, ¿y los vehículos eléctricos? ¿Están obligados a realizar una inspección técnica? La respuesta es sí.


Todo tipo de vehículo tiene la obligación de realizar este trámite periódicamente con la finalidad de garantizar que reúne las condiciones de seguridad necesarias para circular.


Aunque cada vez es más frecuente verlos por las calles, son muchas las personas que no conocen las diferencias que existen entre un vehículo de combustión y un eléctrico al realizar una inspección técnica. Estas diferencias, aunque son pocas, existen.


Comenzaremos con los plazos de revisión, donde en este apartado, no hay diferencia alguna, estableciéndose los mismos tanto para un tipo de vehículo como para otro. La primera inspección se realizará tras pasar los primeros cuatro años desde su matriculación, siendo cada dos años cuando el vehículo tenga una antigüedad de entre cuatro y diez años. Una vez que la antigüedad supere los 10 años, la revisión tendrá que realizarse cada año con la finalidad de asegurarse de que el vehículo sigue siendo apto para circular.


La diferencia más notable en la mecánica se encuentra en la prueba de emisión de gases y de ruido. En este caso no es necesario pagar ni la tasa de ruidos ni de emisiones, ya que se trata de un vehículo que no contamina y de que son totalmente silenciosos.



Una vez llegados a este punto, surge la siguiente pregunta, ¿es más barata la revisión de un coche eléctrico que uno de combustión? Aunque los precios de las inspecciones técnicas son fijados por las Comunidades Autónomas y no por las Estaciones ITV, suele existir una pequeña diferencia con respecto al precio.


La revisión de un vehículo eléctrico rondará los 37 euros aproximadamente, siendo este el más barato. En el caso de los vehículos de combustión nos encontramos con dos tipos, gasolina y diésel. En el caso de gasolina encontraremos un precio que rondará los 47 euros si no es catalizado, y 37 euros si tiene catalizador. Este catalizador es un dispositivo que forma parte del sistema de escape del vehículo, siendo su principal función la de reducir la contaminación producida al expulsar los gases de escape al exterior.


Por último, nos encontramos con los vehículos diésel, cuyo precio rondará los 51 euros, siendo este último más caro. Hay que recordar que estos precios son una aproximación y que pueden variar.


Con respecto a la documentación necesaria no hay diferencia alguna, requiriéndose la ficha técnica y el permiso de circulación del vehículo, acreditación del seguro obligatorio y en algunas provincias el DNI del conductor.

Listado de vehículos eléctricos subvencionables: https://www.covesenergy.com/post/plan-moves-2020-listado-coches-electricos


¿Qué se tarda en recargar un coche eléctrico?: https://www.covesenergy.com/post/que-se-tarda-en-cargar-un-coche-electrico


¿Qué tipos de conectores existen?: https://www.covesenergy.com/post/tipos-de-conectores-coche-electrico

0 vistas