"¿Qué se tarda en recargar un Vehículo Eléctrico"

Punto de Recarga Rápido

Los puntos de recarga rápidos permiten cargar la batería de tu vehículo eléctrico en menos de media hora.

 

Se trata de instalaciones recomendadadas para emplazamientos próximos a las principales vías y ejes viarios de circulación, permitiendo recuperar gran parte de la autonomía del vehículo y continuar el viaje rápidamente.

 

Los equipos de recarga rápidos suelen ubicarse en áreas de servicio próximas a autovías, electrolineras, vía pública, restaurantes, hoteles, etc.

Estos puntos de recarga pueden trabajar en corriente continua (conectores CHAdeMO, CCS Combo) y en corriente alterna (Mennekes).

Punto de Recarga Semi-Rápido

Los puntos de recarga semi-rápidos son adecuados para todo tipo de aparacamientos a la intemperie ya que están diseñados para resistir a  condiciones ambientales adversas.

Este tipo de estación de recarga dispone de dos bases de recarga, permitiendo el repostaje de dos vehículos de forma simultánea. Cada base cuenta con una potencia aproximada de 22 kW, permitiendo recuperar gran parte de la autonomía del vehículo en menos de dos horas.

 

Sus aplicaciones se extienden desde plazas en vía pública, hospitales, grandes superficies, gimnasios, restaurantes, empresas o parkings.

Punto de Recarga Doméstico

Estos equipos están especialmente diseñados para la recarga de vehículos eléctricos en centros de trabajo y domicilios.

 

Se les conococe como puntos de recarga lentos o de carga en destino y son utilizados en parkings cubiertos. Trabajan en corriente alterna y pueden ser utilizados para el repostaje de cualquier tipo de vehículo eléctrico.

Los puntos de recarga lentos necesitan aproximadamente 8 horas para recuperar la autonomía del vehículo eléctrico.